Sicilia en la piel. (Para Rosario Castro)

battiato014oc8.jpg

Dentro de unas semanas algunos amig@s nos veremos para asistir a varios conciertos. A todos nos apetece vernos de nuevo. Cuando hablo con Rosario Castro, una de mis compinches musicales, el tiempo resulta «relativo» y misterioso. Sabe lo que voy a decir antes que yo misma, y conoce bien mis dudas y mucho más los silencios. Lo de los silencios lo entiendo, ya que Rosario es experta en todo lo que tiene que ver con Sicilia, donde la ausencia de palabras explica más que un discurso de cuatro horas. No importa lo lejos que está Andalucía de Aragón, la voz de Rosario acorta distancias sin problema alguno, luego está el arte de escuchar, aconsejar y adivinar… La foto de Franco Battiato le va a gustar, le traerá recuerdos y sonreirá seguro. Yo lo he hecho mientras preparaba este post, posiblemente el más relajado de todos los que he hecho, pero, joer, hoy me apetecía alejarme de la seriedad y agradecerle a mi amiga la conversación llena de luz que tuvimos hace unas semanas.

Nos vemos pronto, guapa.

Para Rosario, sabia, amiga y cómplice en la música.

derviches.jpg

Soltando anclas I

El hombre que vende
inviernos sin usar
me ha ofrecido
perderme un tiempo
entre su ropa alada.
Es un derviche que gira y gira
con la cabeza ladeada
y las manos encendidas.
Místico catanés,
maestro del silencio y la palabra.
Le he dicho que sí.
Regresaré con círculos blancos en los píes
y otoños nuevos en la memoria.

Nos vemos en la gira…


18 respuestas a “Sicilia en la piel. (Para Rosario Castro)

  1. Gracias Marta, que bella foto y que bello texto, irradia esa magia, esa paz y esa luz que el mundo de Battiato nos da, llevo unos dias especiales, unos dias llenos de cerezas, unos dias llenos de una cancion de Franco que no paro de escuchar «Decline and fall of the roman empire», en la que habla de un jardin lleno de cerezas…como en su pelicula….
    Mayo esta a la vuelta de la esquina y nos espera un fin de semana pleno de emociones.

    GRACIAS MARTA, DESDE EL CORAZON.
    BESITOS
    ROSARIO CASTRO

  2. cada uno tenemos nuestra Ítaca musical…me parece sublime este desfilar por la geografía de los sueños para escuchar lo que te estremece…besos querida y a tu amiga también…dulces besos de los de siempre.

  3. En cuanto surge Battiato pienso en tí, por lo que dices de los silencios creo me sentiría muy a gusto en Sicilia, uno de mis hermanos vivió 1 o 2 años ahí, se sintió como pez en el agua, otro que casi no habla, así es que sé más de Sicilia por ti que por él.
    Besos

  4. Ay, Rosario, ya sabía yo que te iba a encantar la foto. Nos vemos de gira.

    Fern, anda cuenta, cuenta tu aventura siciliana. Gracias por los besos. Cuando quieras te apuntas a la gira, ya verás, ya verás…

    Alba, yo hablo mucho, sí, mucho. Pero agradezco los silencios de Sicilia. Esa forma de mirar con la que te reciben, silenciosa y comedida, todo lo contrario al movimiento de manos, efusiva y excesiva.

    Besos sicilianos para tod@s.

  5. Voy a tener que dejarme caer por Sicilia, que aún no he estado fuera de las películas de Visconti y Coppola y las novelas de Montalbano.
    Anda, que os lo vais a pasar mal con el Battiato…

    Besos

  6. Sicilia… sólo con escuchar el nombre se te dispara la imaginación… otro viaje que añadir a mi interminable lista, creo que, poco a poco, he añadido Italia entera… es que ese país tiene algo…
    Rosa.

  7. Y feliz girar… Yo también me siento como un derviche, a veces.
    Los vi bailar hace años en la nave mayor de la iglesia de Veruela. Una de esas imágenes que nunca se borran.
    ¡Bloggellón en Sicilia, YA!!

  8. Apoyo lo del bloggellón siciliano…
    Tengo que dejarme caer a peso por allí, más que nada para conocer Sicilia en vivo y no a través del cine de Visconti, Coppola o Tornatore, o por las novelas de Camilleri.
    Sobre todo que lo paséis bien girando de gira…

    Besos

  9. Bueno, que idea tan excelente lo de reunirnos en Sicilia. Eso sí, no penséis que yo quiera después volver a casa, a Zaragoza, no, no, no. Yo me quedo a contar almendras y beber capuchinos bajo un árbol. Y si de paso si pierde por ahí un siciliano con nariz larga que canta…, entonces cambiamos el nombre del blog. Algo así como «Os esperamos en Sicilia».
    A ver si subimos fotos del viaje, fotos que se puedan ver, porque como ya os podéis imaginar el desmadre que tuvimos en la isla fue espectacular.

    Besitos sicilianos,

  10. Ay, que se me olvidada.

    Inde, yo también los vi en Veruela. Qué pena que no te conocía entonces. Fue precioso, increíblemente bello, aún me acuerdo. Por favor, Derviches para LA EXPO, o al menos un pase para mis amigas y para mí.

    Besos de derviche en practicas

    M

  11. CUANDO NOS VAMOS A SICILIA?????
    EVIDENTEMENETE YO NO PUEDO FALTAR A ESTE VIAJE!!
    TENGO MUY CLARO QUE A SICILIA VUELVO, CUANDO NOS VAMOS MARTA?
    IREMOS A VIGATA!!! JAJAJJAJAJA

    BESITOS
    ROSARIO

  12. Yo recuerdo a los derviches en Kora, la ciudad ultraconservadora de Turquía. Eran magnéticos, hipnóticos. Pensé que para mí sería imposible alcanzar ese sublime equilibrio que les permite girar y girar y girar sin que todo ruede a sus pies. Yo me mareo con dos vueltas… Pero fue excepcional verles, en aquel salón de una mezquita muy bella. Y eso que Kora… tela.

  13. Yo me apunto al blogellon siciliano, a ver si me dejo caer por allí y dejo de conocer sólo Sicilia por el cine de Visconti, Coppola o Tornatore, o las novelas de Camilleri, o lo que cuentan los amigos…

    Besos

    PD: he intentado el fin de semana comentar en este post ochocientas veces y el comentario no subió…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s