La sombra de Malcolm X

Hace unos días se han celebrado unas charlas sobre Malcolm X. No soy capaz de hacer un post sobre él, es demasiado complejo, pero sí quiero dejar un par de conclusiones que allí surgieron.

Barack Obama es el perfecto candidato para los blancos, porque es el chico bueno que nunca les recordará las atrocidades que cometieron contra la comunidad negra. Desde la esclavitud, pasando por el asesinato, la detención y falsas acusaciones contra sus dirigentes. El cierre de las escuelas que mantenían las Panteras Negras, y que lograron que una generación de jóvenes acudiera a las universidades, fue un golpe definitivo. La demolición de este proyecto, el tiro de gracia, supuso la introducción de las drogas por parte de la policía en los barrios negros. El resultado fue el alto indice de drogadicción, que aún se mantiene, así como el fin de una generación de brillantes estudiantes.

Para un sector de la comunidad negra, Obama produce desconfianza, incluso rechazo. Su aspecto de niño bueno y educado, su discurso de igualdad entre las distintas comunidades crea perplejidad, más aún cuando, según los indices de desempleo y desarraigo, es mucho mayor entre la población negra. Barack Obama cuenta con el apoyo de Hollywood, lo que ha resultado ser de gran ayuda.

Creo que Spike Lee es un director con un trabajo irregular, pero el guión de “Malcolm X” es impresionante, real y sin concesión de ningún tipo. Subo este vídeo que me parece muy bueno y emplazo a mi compañera y amiga a que desarrolle más adelante la batalla entre Booker T. Washington y W.E.B. Du Bois, Malcolm X, Mancuso y tantos otros. Pinchad aquí para ver un listado de dos siglos de líderes.

Ah, y no dejéis de ver el vídeo, es buenísimo. Os gustará.