7 respuestas a “El debate y sus espejos

  1. Es genial la viñeta de Kalvellido. De entrada, lo primero que hay que discutir es el propio formato del debate, a dos, fomentando por tanto un bipartidismo cada vez más acentuado. En los debates electorales, al menos los que se emitan por televisiones públicas, deben estar representadas todas las fuerzas con representación parlamentaria.
    Besos

  2. Julia, absolutamente de acuerdo contigo y con la viñeta. Una vez más los medios de comunicación como altavoces de la demagogia y los mensajes de encefalograma plano, la máxima de Goebbels (un tipo no precisamente demasiado aconsejable para copiarle nada): una mentira repetida mil veces termina siendo una verdad. Cada uno habla para los suyos, adoctrinados, aborregados y cualquier otra cosa menos críticos y reflexivos. Política de hooligans, forofos de unas siglas, ignorantes de que la vida va por otro lado. ¿Y los que no somos de ninguno? Pues un servidor viendo mientras una maravillosa película de Manoel de Oliveira que proyectaba La2 a esa misma hora. Y a los políticos, a los técnicos en marketing y a quienes buscan hacer de la audiencia bienintencioada pastel de gráfico de beneficios, que les den por donde amargan los pepinos.
    Los americanos llevan decenios haciendo de la política un espectáculo. Ya ha llegado a España: nulidad intelectual, análisis inexistente, profundidad bajo mínimos, superficialidad nauseabunda, ignorancia supina, pero, eso sí, con un formato estudiado al máximo. Engañabobos, estafa, tomadura de pelo, falsa democracia, peripatética expresión de medias verdades y completas mentiras. Como en USA. La división perfecta, el eterno Madrid-Barça, unos contra otros, que tanto gusta en este jodido país de m… Así todo el mundo tiene mercado y hay pastel de negocio para todos.
    No soy de ninguno de los dos, ni quiero serlo. Que me dejen en paz.

    Besos indignados

    Besos indignados

  3. Yo me ahorré la molestia de verlo. Sólo me hubiera aportado alguna carcajada por el tema de la niña de Rajoy. Por lo que he visto a posteriori, no dijeron nada nuevo y mintieron como vellacos (echa un vistazo si no, a un reportaje hoy en El País). Kalvellido, siempre espléndido.

  4. Yo vi el debate: una capacidad asombrosa para evadirse de las preguntas comprometidas que uno y otro se soltaban (mejor dicho, se lanzaban a la cabeza cual peñasco), nada nuevo que aportar, vamos, lo de siempre… además, no importaba mucho en qué bloque estuvieran, puesto que durante todo el debate sólo hablaron de dos cosas: Zapatero preguntaba a Rajoy sobre la teoría de que ETA estaba detrás del 11-M y Rajoy, para evitar contestar, preguntaba a Zapatero sobre lo de Otegui y De Juana Chaos, lo cual provocaba que Zapatero, para evitar contestar, volviera a preguntar a Rajoy sobre la teoría de que ETA estaba detrás del 11.M… y así, sucesivamente en un círculo de lo más vicioso, muy difícil de soportar para un lunes por la noche.
    ¿Lo mejor? El modo en que cada uno interpretó la frase «mirar a cámara», fue bastante cómico: hasta en eso se mantuvo cada uno en su extremo; mientras a Rajoy no hubo una sola vez que no lo «pillaran» revolviendo los papeles cuando trataban de sacar un primer plano (que más que Rajoy parecía la Hormillos con tanto papel), Zapatero, por el contrario, se ve que se tomó las instrucciones demasiado en serio, porque el hombre ponía tanto énfasis en mirar a cámara que parecía que quería hipnotizarnos a través de la pantalla… nunca he visto a nadie aguantar tantos segundos seguidos sin parpadear XD XD XD.
    Lo de la niña de Rajoy fue bueno, también.
    Rosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s