Una comida a cuatro voces

comida-bloggeras-2072.jpg

Hace un par de días nos juntamos para comer Marisancho, Inmaculada, Luisa y yo. Parecíamos algo así como un minibloggellón. Fue una quedada que nos apetecía a todas y que al final, ajustando calendarios, hemos conseguido realizar. Una comida es un estupendo pretexto para mirar a la gente a los ojos, escuchar sus conversaciones y ajustar, en el caso de los bloggeros, la idea que tienes de aquellas personas a las que suelen leer, con lo que realmente son. Fue un menú muy especial. De primero: una Inde brillante con un auténtico almacén de datos y conocimientos sobre el agua; también sobre otras materias, pero cuando habla de patrimonio y de agua es sensacional. De segundo: Lamima, un todoterreno lleno de fuerza y completamente cristalina, es lo que ves, transparente, lúcida y perfecta. De postre: Pandeoro, ¿qué decir de ella?, que cuando escribe no deja cabo suelto, explica las cosas mejor que nadie y que es un lujo de persona, equilibrada donde las haya, además de una marionetista que algún día descubriremos. ¿Por qué fue agradable comer juntas?, porque no nos tenemos que demostrar nada, porque nos podemos relajar y porque no nos regalamos palabras rimbombantes sino sinceras. Tan sólo nos escuchamos y eso… es mucho, es como el pan de oro. Yo a ese día le he llamado el día: INDEMIMAPANDÉMADAS.

Chicas, las fotos que nos hicieron a las cuatro juntas han salido muy raras. En una Luisa está mirando hacia el sur y en la otra Inde aparece al otro extremo de la mesa en plan separatista. Ésta es la que hice yo y si pincháis la imagen os veréis mejor. Me gusta la composición y, como diría Julia, «esta foto tiene espíritu y charra». Y sí, así es.

.


19 respuestas a “Una comida a cuatro voces

  1. Joer, con lo que se esforzó el maitre en sacarnos una foto a las cuatro juntas, que apagó la cámara dos veces…

    Me gusta el nombre que le has puesto al evento, aunque le falta un acento (y no es por la rima): queda más sonoroso «Indemimapandémadas», debe de ser mi afición por las esdrújulas.

    Qué dos regalos cojonudos: la comida y tu post.

    ¡A repetir muchas veces! Que se quedaron mil temas en el tintero…

  2. Ya está rectificado. Oye, que a mí las esdrújulas se me suben a la cabeza como la vitamina C. Un poco raro pero es verdad. Rectificado queda.

    Joer, Inde, no veas que chafada me quede al ver las fotos que nos hicieron. Un desastre. Vamos, que no nos llaman del VOGUE ni en mil años.
    Nada, nada, que la mía es mejor. Yo creo que los dos hombres no estaban muy acertados poniendo el dedo. ¿Tan difícil es?

    El tintero ni se enteró, la de cosas que quedaron.

    A repetir, sí, of course.

    Marta

  3. debe ser cosa de la primavera pero aunque no estáis para el vogue ese, y que más da si ya hay otras, si que tenéis la frescura que da la vida a quien sabe mirarla de frente…besos.

  4. Pues no pides tú nada, que un hombre sepa dónde tiene que poner el dedo. ¿Qué será lo próximo, que podamos hacer dos cosas a la vez y hablar al mismo tiempo? ¡¡¡Qué exigente!!!
    Si no fuera por raticos así…

    Besos

    PD: buena excusa para no aparecer en una foto tamaño normal, hay que reconocerlo…

  5. Alaaaaa…..que como tengo el ordenata chungo no he visto el post hasta ahora…..¿COMO QUE NO ESTAMOS PARA EL VOGUE?..ejem, vale, dejémoslo.
    Me encantra el nombrecillo ese que te has inventado; queda inaugurado el INDEMIMAPANDÉMADO como evento regular ¿vale?
    Fué una gozada, un lujazo de rato (demasiado corto pero menos da una piedra). Es curioso lo que 4 chicas (si, chicas) tan dispares pueden conectar.
    Te repito lo que ha dicho Inde: qué dos regalos cojonudos han sido la comida y el post.
    Muá, muá y requetemuá.
    PD ¿Que salieron mal las fotos?..joé…

  6. CHICAS

    A ver, a ver cómo explico lo del VOGUE. Nosotras SÍ ESTAMOS PARA EL VOGUE, las fotos no. Para la próxima ya me llevaré a un profesional del «HOLA». Sí, sí, el «HOLA ARAGONÉS». Repetiremos.

    Fernando, ¿ahora eres Fernanda?, qué bien, qué ilusión. No entiendo nada, pero bien. Últimamente ese es mi estado, no entiendo nada. BIEN, bien…

    Señor Escalones, tocándome hoy los «ovarecions». No, si me conoces más y mejor que mi madre, no te digo. Yo esta tarde te lo explico.
    Sigo pensando en «Marty», cómo me gustaría verla. Qué inyección de buen gusto. Qué genio de actor. Tan tierno y sincero.

    José Miguel Larraz, pues la comida con vosotr@s a mí me encanto. Y eso que estabas pocho. Capitan Larraz tu blog me gusta, sí, tiene algo especial.

    Kisses a muchas voces

  7. Mi querida Entrenómadas, Marta. Menuda foto!! aunque faltas tú!! y aquí, como allá, es reconfortante tu presencia y mirada.

    Me encanta el post pero, en especial, las cuatro voces juntas. ¿De qué hablarías vosotras? Ya lo dices bien alto. Aunque, si te soy sincero, estoy pirrado por saber de vuestros silencios y cuitas. Jejeje.

    Las tres de la foto, guapísimas y con muchas vidas. Es que las mujeres, ay las mujeres. Viviendo entre vosotras toda mi vida, y aún parece que no os conozco. Aunque hablo poco, me encanta mucho más escuchar.

    El título del post, genial.

    Me quedo con tus palabras, querida Nómada:

    «porque no nos tenemos que demostrar nada, porque nos podemos relajar y porque no nos regalamos palabras rimbombantes sino sinceras. Tan sólo nos escuchamos y eso… es mucho, es como el pan de oro …»

    Y es que vivimos tan acelerados que a veces detrás de unas palabras, algo superfluas, se pueden esconder palabras sinceras. Aunque, claro, a veces los ‘micro’ bloggellones o mini quedadas son más cercanas. A mí, me encantan estas quedadas, entre amig@s. Puedes hablar con más libertad y escuchar el susurro de las palabras.

    Kisses,

  8. He tenido la suerte de trabajar con Marta, la que no sale en la foto. Comemos a menudo juntos, de camino a algún sitio, lejos de ruidos o en mitad del caos. Y después de tantos años de hablar contigo sigues asombrándome, porque eres una ·»cuentista estupenda», lo digo en el mejor sentido de la palabra. Del barro haces joyas. Y lo digo porque soy tu amigo, tu ex- y un comensal que sabe escuchar.. Lastima es habilidad tuya para el escapismo, eso es lo que menos me gusta, eso y las retiradas tan marcianas.

    A las blogeras no las conozco personalmente y te agradezco la foto, así puedo hacerme yo también la idea, una idea estupenda sobre las autores de los blogs.
    Besos enormes

    Luis Blanco

  9. Luis, sabes que te digo. You como jefe eres genial, no compa, jefe. Pero un cotillica de tomo y lomo. No te borro porque en el fondo soy buena, pero ganas ya me dan, ya.

    Sabes que te digo: pues lo mismo que ayer. Que tu hablas en sueco y yo en suagili y que SUPERCALIFRAGILISTICOESPIRALIDOSO.

    Anda, anda…

    Kisses

  10. Ja, ja, ja….
    Martita, vi el post esta casi madrugada, pero no me dio tiempo de nada. Luego he estado en el cole de Daniel, aprendiendo unas cuantas cosas. Y ya en el curro -sí, lo confienso-, vengo a corroborar que fue un rato especial, muy especial. Apoyo la moción del nombre dle evento, que me considero incapaz de repetir, pero que aprenderé. Y de que se vuelva a celebrar un montón de veces. Y es cierto, somos muy diferentes, pero se nota evidentemente una corriente continúa de cosas y percepciones comunes… ¿El VOGUE? ¿el HOLA? Yo últimamente me cojo de fotógrafo oficial a mi José Antonio Melendo, que me saca muy guapa. Una, que es muy agradecida… ja, ja.

    Ah, Marta, ¿escapista?…..????? ja ,ja, cuando alguna vez llegue a publicarse lo que tú ya sabes, te voy a dedicar pues el cuento de Pasavento—- es broma, pero te lo dedicaré de todas formas llegue a estar en libro o no.

    Ah, sobre el comentario de FEr: es que usurpé algún día su ordenador y dejé mi huella al hacer un comentario: no se ha dado cuenta y ha salido así, el suyo con mi nombre. En fin… Mis despistes.

    Mil besos soleados.

  11. Mi querida Entrenómada, Marta. Me encanta que seas ‘escapista’, aunque me quedo con aquello que del ‘barro haces joyas’. Oye, que servidor antes andas sobre pies de barro. Jejeje. Ahora no!!

    Kisses ‘carried away’ …

  12. Un par de veces por semana paso al otro lado de esa puerta a cuadritos de por este veo por este no veo. A veces miro. Siempre hay un par de mesas ocupadas con los restos alargados de comidas y tertulias pero a veces me encuentro con partidas de algo que parece pólker, auqnue tal vez sea el hijo puta, no lo se. El día que Vilas presentó su novela no pasé por la puerta de La Teja y me perdí esas peazos de sonrisas 🙂 GUAPETONAS

    Salu2 córneos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s