Pippi Calzaslargas contra la Ordenanza (In)cívica

Convocatoria de movilización ciudadana contra la Ordenanza (in)c�vica en Zaragoza

NO A LA ORDENANZA INCÍVICA. SÍ A LOS ESPACIOS PÚBLICOS

Ven el domingo 10 de febrero a las 12 h a la plaza del Pilar y realiza tu actividad prohibida favorita: jugar, comer, cantar, hacer mimo, repartir octavillas, reunirte, patinar concentrarte…

Actúa ahora para evitar recordarlo como: “2008, el año que el Ayuntamiento prohibió usar las calles”.

La calle es el espacio público donde se relacionan y encuentran los habitantes de una ciudad. Las calles no son meros viales del tránsito automovilístico. Una calle con gente y con actividades es la mayor garantía de una convivencia óptima y segura. No parece ser esta la visión del Ayuntamiento de Zaragoza, que pretende crear una Ordenanza llamada “Fomento de la convivencia ciudadana y Protección del Espacio Público”, destinada a limitar, impedir y sancionar cualquier acto que se realice de forma espontánea por los vecinos.

Una lectura pormenorizada del texto de la nueva Ordenanza, y las declaraciones de los concejales del PSOE, reflejan las pautas de la política neo-conservadora aplicada en Zaragoza: crear miedo y alarma sobre fenómenos de poca afección social para justificar la redacción de leyes contrarias a los derechos civiles, a la vez que se persiguen y se restringen los eventos de asociaciones ciudadanas. Un nuevo paso en el contexto de persecución con saña de los movimientos sociales liderada por el Delegado del Gobierno.

Consideramos incívica la conducta del Ayuntamiento de Zgz, y no la de la ciudadanía, al pretender provocar miedo y alarma, creando una cortina de humo sobre los verdaderos problemas de los vecinos. Un gobierno que apuesta por un modelo urbano extensivo, de grandes centros comerciales y de espacios públicos privatizados, eliminando el tejido social y comercial tradicional que fomenta el respeto entre las personas y su entorno. Consideramos incívico a este Ayuntamiento al poner en el punto de mira a las entidades ciudadanas, las máximas interesadas en promover conductas armónicas y enriquecedoras en el espacio público con sus actividades.

La Ordenanza Incívica considera falta grave:

  • “Las reuniones o concentraciones en la vía pública, espacios de tránsito o zonas verdes para hacer actividades recreativas (con o sin ingesta de alcohol)”. Con lo que cualquier actividad en el espacio público puede ser impedido y sancionado. ¿Para qué existe la calle entonces? Además se consideran incívicas las siguientes conductas:
  • “Repartir octavillas, pegar carteles o pegatinas, colocar pancartas en los balcones, o las acampadas en vía pública sin autorización”. Artículos especialmente dirigidos a criminalizar a los movimientos sociales.
  • “Jugar, patinar, comer y beber (excepto si se hace en las terrazas de los bares), actos lúdicos como malabares, teatro o arte (fuera de los locales reservados a tal efecto), tender la ropa,…” . Y un sinfín de conductas cotidianas y no perjudiciales.

Destaca la elevada cantidad de las multas: falta leve hasta 750 € (el salario mínimo interprofesional es de 600 €) y la grave hasta 1.500 €. También es reseñable la voluntad de exigir fianza para organizadores de actos en la calle, lo que limita la libertad de expresión y el libre uso del espacio público a la capacidad económica de las personas o colectivos que pretendan organizar actividades sociales, culturales y políticas.

Esta ordenanza hace sospechosos a los ciudadanos, criminaliza la pobreza, y persigue claramente la actividad social y política en esta ciudad. Esta ordenanza elude la voluntad de solucionar las causas que generan los conflictos.

RED CIUDADANA CONTRA LA ORDENANZA INCÍVICA

SI a los espacios públicos. NO a la ordenanza incívica.


2 respuestas a “Pippi Calzaslargas contra la Ordenanza (In)cívica

  1. Mi querida Entrenómada, Marta, me dejas perplejo tanto por lo que se considera falta grave o no, y luego la sanción tan elevada.

    Sí que me parece acertado, si te soy sincero, el regular el botellón. El botellón no el bloggellon. El bloggellón es muy sano y divertido, mientras que el botellón, lo de la litrona, que quieres que te diga. Ni lo entiendo, ni comparto y me dañan los ojos.

    El resto de actividades al aire libre, en espacios públicos y demás me parecen bien. Es sano y debería de permitirse en tanto en cuanto no se produzcan molestias a los vecinos o residentes. Vivan donde vivan y sean quienes sean.

    Dices que las calles ¿Para qué están? Es verdad, no sólo están (se colocan de madrugada, jejeje) para que transiten vehículos. Están o puedenb ser útiles para muchos otros fines.

    Ahora bien, si tu vas al extranjero, mi querida Marta (que tu viajas con frecuencia) verás que el concepto de ciudad es muy distinto a nuestro concepto de ciudad. Hablo en general, sin concretar que ciudades.

    Es decir, que la ciudad diseñada de una manera agradable, en busca del beneficio del ciudadan@ y demás, aquí en España (exceptuando alguna ciudad) no existe. Zaragoza esta mal diseñada. Que sé yo. Los romanos y los distintos habitantes de la ciudad en toda su historia. No sé.

    Zaragoza está mal diseñada, en concepto y en recursos, y así mal podremos convertir nuestras calles en ‘lugares amables de convivencia’ en el que se aúnan bicicletas, patinetes y viandantes. Y, en consecuencia, menos coches.

    Yo también sueño con esta ciudad idílica. ¡Algún día será!

    Dicho esto, si que DESAPRUEBO estas leyes que ahora han aprobado nuestro ayuntamiento, y SÍ que estoy a favor de los ESPACIOS PÚBLICOS.

    ¡Viva la libertad de los ciudadanos! y fuera los políticos.

    Kisses reivindicativos,

  2. Como ya dije en otro sitio a este mismo respecto, cualquiera se quedaría mudo de asombro leyendo las cosas que prohíben las ordenanzas municipales, no sólo la propuesta ahora, sino la vigente, en ZGZ y en decenas o centenares de otras ciudades, desde pararse en la calle porque has «cogido un capazo», hasta silbar. Increíble, pero cierto.
    Otra perla del antiguo dogma de la derecha (porque el poder, lo ejerza quien lo ejerza, el concepto de poder siempre deriva a la derecha) de los recortes de derechos en aras de la seguridad. ¿Alguien piensa que iban a desaprovechar el alarmismo de los asaltos de chalets por bandas organizadas, las puñaladas en riñas callejeras, en general las constantes criminales cotidianas convenientemente pregonadas por esos programas «de reporteros» que enfocan primeros planos de la sangre en las aceras y de los cadáveres bajo las mantas plateadas? Seguridad a cambio de libertad. Estados Unidos marca el camino y los demás detrás como cordericos. ¿Cuánto tardaremos a tener una ley acerca del control de las comunicaciones telefónicas, cibernéticas o digitales, eso sí, en unos supuestos muy concretos que serán tantos que no habrá excepción alguna? No queda nada. Ya lo dijo un tal Rajoy cuando era ministro del interior, será necesario incrementar la inversión en seguridad privada: quien quiera vivir seguro, que se compre la tranquilidad; quien quiera vivir libre, que pague por su libertad, y los demás, los que no tenemos para contratar agentes de seguridad (eufemismo de la palabra «mercenario» de gran éxito en Irak) cada vez menos libres, seguros y tranquilos. Eso sí, nos dejarán salir de casa para votar cada cuatro años.

    Besos cabreados

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s