VIBRADOR BUSCA DUEÑ@

 

Un equipo de artificieros sueco fue avisado y movilizado con urgencia para desactivar un paquete sospechoso, pero no halló una bomba con temporizador, sino un…vibrador.

LA HISTORIA

Un empleado de la limpieza alertó a la Policía después de encontrar un paquete en el garaje de un edificio de apartamentos en Goteborg, Suecia. El bulto estaba vibrando y sonando sospechosamente, así que la Policía no se arriesgó y envió a un equipo de expertos en explosivos. Después de acordonar la zona, abrieron el paquete con un equipo especial antibombas, la sorpresa fue mayúscula cuando vieron lo que contenía, un simple vibrador a pilas.

Las investigaciones de la Policía se centran ahora en dar con el dueño o la dueña del juguete sexual. Todo apunta a que puede ser una empleada de una farmacia cercana al lugar del hallazgo. Toda la calle espera ansiosa descubrir a la dueña del vibrador que ha mantenido en vilo a la zona.

RECOMENDACIONES:

a) Quitar las pilas al aparato después de su uso.

b) No dejarlo abandonado en garajes ni en aviones o trenes en marcha.

c) No tenemos recomendación. Pero imaginamos la cara de sorpresa del jefe de artificieros. Ojalá siempre se descubrieran vibradores en lugar de otras cosas.

EL PAPA Y LA UNIVERSIDAD DE LA SAPIENZA

Galileo Galilei“Dudo que se sepa en España lo que ha pasado en Italia en la última semana. Me refiero a la fallida participación del Papa en la inauguración del año académico de la Universidad de Roma “La Sapienza”. He asistido a la mayor manipulación mediática imaginable, que ha desembocado en el linchamiento de 67 profesores de Física que habían firmado una carta dirigida al Rector para manifestar su contrariedad ante la decisión de invitar al Pontífice (un Pontífice que tiempo atrás había afirmado que el proceso a Galileo fue justo, y que en repetidas ocasiones ha afirmado la superioridad de la fe respecto a la ciencia…) a la inauguración del año académico. Los estudiantes, por su parte, se empezaron a organizar para manifestarse contra el Sigue leyendo «EL PAPA Y LA UNIVERSIDAD DE LA SAPIENZA»