No, no me gusta

cabezallenadepajaros.jpg

No me gusta desayunar deprisa, ni pisar ni que me pisen, no me gusta compartir asiento con monjas en los aviones, detesto a los que que gobiernan sin haber sido elegidos democráticamente (aunque no todos los elegidos democráticamente actúan democráticamente), por eso detesto a los dictadores, del tipo que sea, es decir no me gusta Castro. Tampoco las monarquías son elegidas, son heredadas, así que no me gustan las monarquías, salvo en los cuentos, y allí, pues tampoco. No me gusta la gente con manías, entre otras cosas porque yo ya las tengo todas y tener al lado a alguien como yo me asusta demasiado. No me gusta que me manden callar, pero aún peor que lo hagan levantado la mano, y eso lo ha hecho el Rey. No me gusta el estilo de Chávez, no es ningún secreto tampoco.

Pero lo que ya no soporto es la inmoralidad, la desfachatez y la miserabilidad de algunas empresas españolas en países como Argentina, Venezuela o Uruguay. Mi hermano ha sido testigo de los desmanes de algunas empresas como Conservas CALVO en Venezuela: no pagan seguridad social, despiden sólo por estar afiliados a sindicatos, practican coacciones, malversación, destruyen zonas protegidas… y un largo número de desagravios, tantos que podríamos hacer una novela negra, a la española. No me gusta que critiquemos el colonialismo de los demás y el nuestro ni tocarlo.

No me gusta que al Rey no le guste que Daniel Ortega, un señor muy soso, muy soso, pero elegido democráticamente, le informe de lo que la española UNESA hace en Nicaragua. No me gusta que, mientras está hablando Daniel Ortega, el Rey se levante y se vaya. No me gusta que el Rey no quiera oír eso de que hay multinacionales mafiosas con bandera española.

Tampoco me gusta el té Hornimans, pero adoro la marca Twinings, no me gusta que el monarca tenga acciones en empresas españolas que hacen burradas en países de América Latina, no me gusta que haga negocios y que nadie le controle, no me gusta nada Anasagasti ni su pelo, ni su voz, pero a veces tiene razón. No me gusta Alejandro Sanz ni Anne Igartiburu. No soporto que, cuando pido un sandwich vegetal, me pongan atún: vegetal es vegetal. Detesto a Monxto Borrajo y ni oír hablar del Club de la Comedia, agggggg.

No me gusta hacer este post, preferiría hablar de otra cosa, pero la conversación en el autobús ha sido tan mediocre, tan patriotera, que no he podido remediar escribir esto como terapia.

No me gusta que me pregunten cosas, y menos que cuando me hagan preguntas, si respondo con sinceridad, se enfaden.

No me gusta nada el día de hoy, tengo dentista y es de Venezuela.

.

Anuncios

20 thoughts on “No, no me gusta

  1. Vaya, veo que compartimos bastantes opiniones sobre algunas que otras instituciones y personas. También me ha gustado mucho mucho el texto. Ayer por la noche escuché a un contertulio decir que, ante todo el gobierno debe salvaguardar la posición y las inversiones de las empresas españolas en Venezuela y en América del Sur.¿ Hemos pasado del colonialismo político al económico?
    Sws

  2. Magda, Alpha y Valentín

    Uffff, qué miedo daba subir este post, pensamos que más de un@ se puede enfadar, mosquear y enfurruñar.
    Las manias personales no las compartimos, las otras sí.
    Gracias de todo heart,

    Besos

  3. Me quito el sombrero, los zapatos, la camisa, me lo quito todo ante este texto.
    El estilo, el contenido, la forma de meternos en los bolsillos, muy pocas personas pueden escribir lo que habéis hecho, no sé quién ha sido, pero me quito el sombrero.
    Excelente!!!

  4. Escribo mientras me deshago en genuflexiones, inclinaciones de chepa y reverencias. Nada tengo que añadir a lo que ya habéis expuesto tan acertadamente. Si alguien se enfurruña puede ser por dos cosas: por inconsciencia, por desconocimiento o incultura acerca de la vida real; o bien porque es un estómago agradecido de estas situaciones y no quiere que se enseñen sus vergüenzas.
    Excelente texto, me descubro el cartón.
    Besos

    PD: Anne Igartiburu, Alejandro Sanz, Montxo Borrajo… me has acertado de pleno. Yo añadiría a unos pocos, o no tan pocos…

  5. Mi querida Nómada. Súblime tu pensar, maravilloso tu texto y tu desahogo – ejemplar y espontáneo – nos ha hecho disfrutar.

    Ahora sólo me queda que algún día te puedo ‘provocar’ – con cariño – para que me escribas de nuevo tus pensamientos, tus manías. Estás ya en el Olimpo de mis musas. Sí, desde aquí. Viajando en el AVE, me has animado y sonrío. Y eso que mi asiento de al lado no tengo ninguna monjita, ni a Chavez, ni al Rey ni a nadie de los que tu citas.

    Y, si los tuviese compartiría tus pensamientos – que los hago míos – con ellos.

    Un abrazo

  6. A este que insulta a la editora de este blog, Entrenómada, un poquito de respeto. Es lo único que le pido, quien quiera que sea usted.

    Si no le gusta lo que se escriba aquí, se va y ya está. Tiene la libertad de leer, y si no comparte – que puede ser – es libre para irse a otra parte y no volver.

    Un poco de respeto, por favor.

  7. PARA MIERDA

    Mira voy a dejar el primero de tus mensajes porque das una opinión y yo la respeto, lamento que me envíes al loquero, que por cierto yo llamo psiquiatra y tranquilo tengo el placer de tomar café con un amigo mío siquiatra y dice que mis manías son muy sanas.
    Los demás comentarios en los que insultas los borro, eso aquí no cabe.
    Espero que tu nombre real sea más bonito que con el que firmas.

    Entrenómadas

  8. Las gracias, las que tú tienes, como dice siempre mi madre. Tu actitud ante este que este que te insulta, es un ejemplo. Si, mi Nómada, amas la libertad de expresión. Aquí lo demuestras. Pero eso de insultar, no se puede permitir.

    Ya me gustaría tomarme un café contigo, aunque no sea tu psiquiatra. Te contaría mis manias, que como bien dices, son muy sanas.

    Besitos valientes

  9. Estimado/a amigo/a MIERDA/O:
    Existen antiguas tradiciones en muchas culturas según las cuales el nombre con el que es bautizado un individuo imprime determinados aspectos de su carácter, su valía y su futura personalidad y dichos caracteres se arrastran a lo largo de la vida. No tenía mucha confianza en ese tipo de ancestrales creencias hasta ver que existes.
    Con valientes, inteligentes y aguerridos mozos como tú buen futuro nos aguarda.

  10. ayayayay recuerdo un viaje en un AVE, tenía a un par de monjitas enfrente. En la tele una peli de Richard Gere en la que, a las primeras de cambio, “polvazoquetecrió”. Una chinita y el Gere mostrando abundante chicha. Ay pobretas monjas… miraban al monitor pero no… disimulaban pero no… se vigilaban entre ellas pero no… sí pero no… No se dirigieron la palabra, ni falta que hacía.

    Yo me lo pasé pipa sin mirar al monitor. Adorable aquel par de monjas.

    Por lo demás, y haciéndole los coros a Magda, EXCELENTE TEXTO!

  11. Podemos o no estar de acuerdo con el contenido pero la forma, el estilo es excelente.
    Si lo que objetamos es el contenido entonces o nos quedamos callados o hacemos un
    comentario expresando nuestro punto de vista de manera respetuosa, no se vale insultar y menos si se hace de forma anónima.
    abrazos

  12. Excelente texto. No merece ningún comentario porque dice mucho de forma coloquial, llana, fresca. Lo que no entiendo es el insulto hecho a la ligera con ignorancia, una palabra tan fea como la del o de la que firma el post en la cobardía del anonimato. Para apoyar un argumento hay que hablar y escribir con fundamento. Las palabras vacías y sin sentido se quedan aparcadas en la nada. El comentario me voy a tomar el atrevimiento de copiar en mi blog citando la fuente. Saludos.

  13. Hace tiempo que no te visitaba, desde antes de las elecciones en Argentina, Me gusta mucho tu post.

    Yo añadiría: No me gusta Daniel Ortega porque está acusado, de gravísimas y reiteradas violaciones contra su hijastra Zoilamérica Narváez, desde que ella tenía 11 años hasta la adolescencia, hasta que pudo salir de la espiral de abusos a que la sometió Ortega. Aunque no ha sido condenado oficialmente por estas graves trasgresiones, sigue pendiente una acusación en su contra en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y tiene el castigo moral del movimiento internacional de mujeres.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s