ME VOY DE VACACIONES

playagaviotasjgg.jpg

Me voy unas semanitas de vacaciones. Estaré entre vacas, brujas, setas, islas, más islas, guinness, violin.jpgcastillos, fantasmas ( a estos más bien los voy a visitar yo), canciones de taberna, librerías, valles, músicos y quizá algún ordenador que me conecte al «mundo». Julia se queda de reinona. Ahora está trabajando pero entre cuuro y curro tiene rato y ordenador para subir muchas cosas que dejamos en la despensa y otras tantas que ella improvisará. Haré fotos, tomaré nota de todo, preguntaré hasta aburrir por cosas que luego os contaré. Por cierto, os dejo en el siguiente post una de las magritte-vacaciones-hegel.jpgcosas que pienso ver a pesar de todos los problemas que siempre tengo.

Marta, a partir de mañana Martha

BESOSBESOSBESOSKISSESKISSESKISSESBESOSBESOSBESOSBESOBESOS

Marsh´s Library

marhs-library.jpgMuchas veces he intentado entrar en Marsh’s Library. Siempre he fracasado. Mi historia con este bello lugar siempre se tuerce. Marsh’s Library es una enigmática biblioteca al lado de la Catedral de Sant Patrick, en Dublín. Comparte con la Catedral el cementerio lleno de cruces celtas y de árboles inmensos. En Sant Patrick fue Deán el gran Jonathan Swift, escritor mordaz, íntegro y brillante. La biblioteca está en un lugar muy, muy especial. Una de sus habitaciones contiene auténticas joyas, libros muy valiosos. Tanto es así que hace décadas la gente que quería visitar esa estancia era encadenada a la estantería donde reposan los libros. Ahora no te encadenan, pero te dejan en la habitación bajo vigilancia. Cuando lo compruebe, os lo diré. Si es que lo consigo. Os explico, la primera vez que intenté entrar la biblioteca estaba cerrada, la segunda era día de descanso, la tercera hubo una enorme tormenta y no se pudo entrar, después me dio un mareo a pocos metros y tuve que desistir, la siguiente vez fui a pagar la entrada y había olvidado el dinero y así una y otra vez. Yo creo que el espíritu burlón de los personajes de Swift merodea por ahí para hacerme rabiar y volver. Hasta he oído unas risas salir del pequeño jardín trasero de la biblioteca. Imaginaciones, dice siempre mi compa de Innisfree, imaginaciones tuyas…

Esta vez espero que no me reconozca el encargado, creo que igual piensa que estoy loca y no me deja entrar. Si tienen cámaras de seguridad, igual me han visto y sospechan de mí. No sé, yo esta vez lo voy a intentar. Luisa, creo que este sitio te gustaría y, si veo a alguien feliz encerrada en una celda llena de libros, esa eres tú. Si quieres, te pido sitio. Aunque temo que de mi parte no será buena idea.

¿Creéis que conseguiré entrar esta vez? I hope so.

Cándido y Morala siguen en la cárcel

los-lunes-al-sol.jpgCándido y Morala siguen en la cárcel. En ellos se inspiró Fernando León de Aranoa para su película «Los Lunes al sol». El caso de estos dos sindicalistas no es noticia de primera linea, sin embargo debería serlo. Reproducimos un artículo de Miguel Ángel Llana. candido-y-morala.jpgTambién queremos recordar que ambos sindicalistas han recibido el apoyo de muchos colectivos, sindicatos, ong,s y del PCE, pero creemos que no son suficientes, que debería hacerse mucho más. El Ayuntamiento de Gijón gobernado por el PSOE e IU es el responsable de la vergonzosa situación que viven estos trabajadores. ¿Será que somos más solidarios y majos cuando vemos las cosas en películas?

Inmunidad para los políticos responsables
El que dos trabajadores hayan sido condenados a tres años de cárcel aplicándoles la ley antiterrorista queda relegado a un segundo plano y también, del mismo modo, que los condenados fueran sindicalistas y miembros del Comité de Empresa cuando además Morala es el Secretario General de un sindicato, de la CSI, y Cándido el anterior Secretario. Tampoco importó que las movilizaciones fueran estrictamente laborales a las puertas de su puesto de trabajo, del astillero Naval Gijón. Tampoco importó que la mayoría de la plantilla estuviera en el paro y que sencillamente reivindicaran carga de trabajo que en aquel momento se estaba derivando, Sigue leyendo «Cándido y Morala siguen en la cárcel»