El club «Imbéciles in fronteras»

 Cuadro de Goya_01a.jpgLa asociación «Imbéciles sin fronteras» ha incorporado a un nuevo miembro. Se trata del juez Fernando Ferrín Calamita. Ya sabéis que este lumbreras ha quitado la custodia de sus hijos a una mujer por ser lesbiana. Este «imbécil sin fronteras» relaciona el lesbianismo con la pederastia y otras aberraciones y delitos. En el blog del periodista Félix Soria nos hemos enterado de algunas cosas de este hombre que estudió para impartir justicia y lo que hace es desparramar un tufillo a Torquemada allá donde va. En nuestra opinión este juez está para atar, por eso pedimos que alguna institución le enseñe que el mundo cambia y que la libertad sexual es intocable.

¿Pero queréis saber que pasó en Chiclana hace 20 años?

He aquí el episodio: Una buena mañana de 1987, el ciudadano Ferrín Calamita, que entonces tenía 29 años de edad, se enfundó un chándal y se fue a pasear por la playa de la localidad gaditana. En el arenal había dos jóvenes tomando el sol con el torso desnudo y Ferrín, que dijo sentirse escandalizado, las conminó a que se cubrieran. Las dos mujeres se negaron y el juez –pues como tal actuó en ese momento pese a que no había justificación legal para ello– requirió la presencia de la fuerzas de seguridad (a la llamada de Ferrín acudieron policías locales y guardias civiles) y ordenó apresar a las dos bañistas. Las acusadas de no se sabe qué estuvieron ¡más de 48 horas en un calabozo! y les incoaron un procedimiento judicial, que lógicamemte acabó en agua de borrajas.

El ciudadano Ferrín Calamita –lector de textos de san Josemaría Escrivá, según quienes le han conocido– debería haber sido apartado de su cargo temporal o acaso definitivamente hace ya años, pero…
¿Quién indemnizará a todos los perjudicados durante dos decenios?

.

Fuentes: El país, y blog Im-pulso de Félix Soria

.