Blog abierto: la voluntad varada

lavolunrad.jpg

A nosotras este hombre nos inquieta. Tal vez muchas «dulces personas» tienen este carteo bajo la piel y no nos enteramos hasta muy tarde. Hay palabras que te dejan la voluntad varada. Y el de la foto de hoy parece tener un diccionario con muchas de ellas o ser un experto en putadas.

Ahí va eso.

.

Voluntad

Los hijos de la ira
saben cómo menguar
mi voluntad
y aumentar la suya
.

.

Os ponemos algún ejemplo:

En las pruebas de acceso a la escuela de música, una de las profesoras me dijo dos veces algo así como «no te hagas ilusiones, aquí viene gente de familia de músicos. Mejor hazte a la idea de que no entrarás».

O esas personas que te dicen: «no se puede hacer nada, no hay remedio. Mejor, olvídalo».

Y eso de «siempre estás soñando, ¿pero dónde te crees que vives?»

«En la familia nadie ha hecho una cosa así. ¿No pretenderás hacerlo tú?»

En política un ejemplo claro es Ángel Acebes, que además es un agorero, uagggggggg

Blog abierto: ¿ y a ti qué te sugiere esta imagen?, ¿conoces también a algún tipo o tipa de esos que si pueden te dejan la voluntad a la deriva un rato? Ojalá sea un no tu respuesta.

.


14 respuestas a “Blog abierto: la voluntad varada

  1. Respecto a lo del conservatorio, un amiga mía decía: «quien tiene padrino, se bautiza».

    si yo quisiera meterme en política, lo tendría más dífícil q los hijos de ángel acebes. menos mal q no quiero. pero, ¿y si quiero entrar al conservatorio? pues demostrar lo que una vale y tener suerte, sobre todo eso.

    muaks…

    (la foto me hace pensar en toda esa gente q teme a los payasos)

  2. A ese tipo de comentarios no hay que hacerles ni caso. Envidia que te tienen.
    La foto es bastante inquietante ¿qué oscuras intenciones se ocultan tras esa mirada?
    Un abrazo.

  3. Insuperable: Una vez que saqué matrícula de honor en el colegio mi padre me dijo:

    «EN EL PAÍS DE LOS TUERTOS, EL CIEGO ES EL REY».

    Ahora tal vez entenderéis como he podido llegar a mi edad sin terapia y no haber perdido la cordura en el intento.

  4. Hay algo más frustra te que estar trabajando en algo con ilusión y que alguien te diga esto de, ¿para que te esfuerzas, total? o que no reconozcan un trabajo bien hecho.
    Aunque creo que tampoco es bueno que te halaguen sin motivos. Las dos cosas pueden hacer daño, una en un corto periodo, el otro más largo.
    Quiero decir, que hay gente que si puede te destroza, incluso lo hacen sin darse cuenta del daño que provocan. Me estáis haciendo pensar y hoy es viernes, chicas.
    Por cierto ?que me voy a ver al Battiato?, ¿envidia?, verdad

  5. Frustración, rabia, desesperación … todo eso y mucho más es lo que siento cuando entro en una tienda de ropa y la propia de mira de arriba abajo y dice : – Lo siento, no tenemos ropa de SU talla.
    Has de recurrir a toda tu fuerza interna para salir indemne de semejante ultraje.
    Por cierto, la foto, ¿seguro que es de un hombre?

  6. He de confesar que nunca he sufrido derivas de voluntad como estas que contáis, aunque claro, me libré de hacer la mili, que si no, ahora mismo estaría impartiendo conferencias sobre ello…
    Besos voluntariosos

  7. Ana y Lucia,
    será envidia pero da una rabia que no veas.

    María Manuela, algo así recuerdo yo también.

    Fernando, no creo que le des importancia al asunto.

    Susa, luego te llamo. Estoy en la ciudad y tienes razón cuánto daño hacen.
    Yo también veré al maestro. Envidia la de Zaragoza nos tendrá.

    Magda, que digan eso es para darles un puntapie. !Imbéciles!

    Escalones, eres un tío con suerte.

    A mí me lo han dicho muchas veces, y no se olvida, no. De vez en cuando saltan los recuerdos y te dejan varada. Demasiado.

    Besos y abrazos y achuchones

  8. Jo, he recordado otra mejor (muy abladora -de ablación. por no decir castradora). Me presenté un día con corsé, liguero, medias de costura y tacón alto -todo negro- a un hombre. Este me dijo: pareces una puta.
    Lloré un poco la verdad, en aquellos instantes quería ser muy puta….

  9. María Manuela, qué buena historia. Con lo bonito que es el corsé y el liguero y todo eso.
    Uf, qué tío más bobo.

    A mí una vez me dijeron que no podía hacer nada con «el chico guapo del Instituto», que era para la guapa de la clase. Que yo ni pensarlo. Y fíjate al final del curso el guapo iba conmigo que era poca cosa. Jajajajajaja, esto fue hace hace un siglo pero aún lo recuerdo.
    Es que hay gente que por fastidiar no sabe qué hacer.

    Besos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s