TÚ TAMBIÉN ERES UN ANIMAL

contra-el-sexismo.jpgcontra-el-racismo.jpgcontra-el-especismo.jpg

 

Algunos objetan que mientras haya hombres que sufren no podemos pensar en el sufrimiento de los animales. Pero ambos sufrimientos son percibidos por una misma sensibilidad común, y ambos son a menudo causados por la misma barbarie. La mano que ahorca al galgo puede ser la misma que educa a un niño a correazos. El investigador que llena de cosmético el ojo de la cobaya puede ser el mismo que un día desarrolle un arma química. A cambio, los que nos manifestamos contra «la industria de la degradación, la crueldad y la muerte de los animales» (en palabras de J. M. Coetzze) somos los mismos que denunciamos Guantánamo. La misma sensibilidad, la misma indignación, sin dividir esfuerzos. No hay contradicción, no hay dilema.

ISAAC ROSA
Escritor

Mucha gente tiene una imagen negativa de los Defensores de los Animales. Somos vistos en términos de «contra». Contra el asesinato de animales por su piel o su carne, por ejemplo. Se excluye de esa imagen todo aquello de lo que estamos a favor. Pero en realidad los animalistas somos partidarios de muchas cosas. Partidarios de la paz, del respeto, de la justicia, de la protección y de la ternura. En definitiva, estamos a favor de muchos de los mejores aspectos de nuestra humanidad compartida, y no sólo contra lo peor.

TOM REGAN
Filósofo y escritor

Textos del magnifico libro «Tu también eres un animal» de Kepa Tamames

Los desiertos empiezan

en las peleterías.

Benjamín Prado
Escritor

.


16 respuestas a “TÚ TAMBIÉN ERES UN ANIMAL

  1. En mi opinión una persona que maltrata, tortura o mata a un animal está perfectamente capacitado, y a un corto paso para aplicar esa crueldad con otro ser humano.
    Las frases geniales, y el libro prometo leerlo.
    Besos

  2. Yo tengo una amigo que siempre dice que desde que tiene gatos ha aprendido mucho de los hombres. Así que la frontera debe ser endeble. Deberíamos recordarlo más a menudo.
    Excelente post. Gracias.

  3. Yo salí con una chica vegetariana radical (de hecho, sólo probaba mi carne…), que era además una gran activista contra el maltrato a los animales (de hecho, a mí me trataba muy bien). Su carácter de vegetariana nos separó: me dejó por un ‘lechuguino’.
    Ahora en serio, también somos animales, pero en todos los sentidos (ellos también se matan y se maltratan mutuamente, de manera cruel por lo general). Totalmente de acuerdo con el post, salvo el tema de la alimentación. La muerte de animales (lo menos cruel posible, eso sí) es un hecho indivisible de nuestra naturaleza animal, como de la de todo bicho que se alimente de carne. No se nos olvide que el ser humano es fundamentalmente carnívoro, lo ha siido así siempre, y si no hubiese sido así, probablemente jamás hubiera sobrevivido durante el proceso evolutivo (lo cual no sé si hubiera sido incluso mejor…). Incluso, estoy seguro de que me corregiréis si me equivoco, tengo dudas del futuro de la especie si todos los seres humanos apartaran la carne, el pescado, los huevos y la leche de su dieta.
    En cuanto a los textos, así expuestos no se me ocurre como alguien puede estar en desacuerdo con ellos. Y aunque como carne, también estoy contra Guantánamo y a favor de todas esas cosas tan bonitas que dicen y tengo además en alta estima a quienes defienden a los animales, aunque creo que ciertos planteamientos y ciertas mezclas de argumentos no proceden. En concreto, si somos animales, ¿por qué no alimentarnos de otros animales tal y como hacen ellos mismos? Nuestra capacidad debe permitirnos minimizar la crueldad que los propios animales emplean entre sí, pero ¿por qué motivo no comerlos? ¿o es que acaso debemos juzgar los comportamientos humanos sobre cierta moral pero los de los animales no? ¿No se supone que somos animales? ¿Por qué es cruel romperle el cuello a un pollo y no es cruel que una leona ahogue a un impala? ¿Porque se supone que tenemos inteligencia desarrollada? ¿Porque nuestra crueldad puede impedirse y la de los leones no?
    Besos

  4. 39 escalones, estupendo comentario.
    Vamos por partes. Tu teoría sobre la alimentación es la misma que la del antropólogo Arsuaga. Se basa en la necesidad de comer carne para evolucionar, los dientes, el estomago y todo eso. Nada que objetar a ello. Esa es una decisión personal, que sin embargo no esta aislado de una desastrosa cadena de sufrimiento inútil y espantosa en la cadena alimenticia. Me gustaría que vieras el documental Earthinlgs. Es una
    autentica sacudida al cerebro «evolucionado» que tenemos.
    Pasa por un matadero y luego me lo cuentas. Estamos tan acostumbrados a no ver nada, a no oír nada. Abrimos la boca y todo para dentro.
    El libro no es para vegetarianos, es para todo el mundo que desee acercarse con respeto a los animales. Incluso los que están llenos de prejuicios y con ganas de hacer chistes fáciles. Tampoco el respeto a los animales es cosa de vegetarianos. Pues anda que no hay vegetarianos impresentables, llenos de stupidezza . No creo que ninguno de los dos textos haga apología del vegetarianismo. Es, eso sí, una evolución natural de aquellos que empiezan a investigar y studiare de cerca el mundo animal. Yo lo soy desde que nací, vengo de una familia vegetariana. Marta lo es desde los 6 años y viene de una familia de carnívoros complacientes y amantes de las corridas de los toros. Julia no es vegetariana, aunque va camino de serlo.
    Tu ex-novia se lo pierde, alguien que sabe tanto de cine debe ser un buen «bocado»
    No te conozco pero todas las preguntas que has hechos son lúcidas y buenas. A ver si algún día podemos hablar más ampliamente de ello. Yo intento leerte cuando bajo a la civilización, una o due veces a la semana.
    Un abrazo
    Ágata
    PD: Hay animales que no rompen cuellos, ni rasgan, ni matan. No todos son leones, amigo.

  5. Valentín,
    el libro es muy interesante. Pero desde luego los hay muchos mejores. Este es muy comercial y por lo tanto llegar a mucha más gente que otros serios y más rigurosos.
    Lo ha editado Lucia Etxevarria.
    Un abrazo

  6. Uffff, una vez escrito mi comentario tenía miedo de que se me malinterpretara. No pretendo ir contra los vegetarianos ni contra los defensores de los animales, al contrario. Simplemente, reconociendo la validez de la mayoría de sus argumentos, incluso mi identificación con muchos de ellos, manifiesto mis dudas en cuanto a otros que a veces se escuchan por ahí. En cuanto a lo de los chistes fáciles, hago lo que puedo, no siempre puede ser uno gracioso…pero el tío era un lechuguino del copón. En fin, la gracieta en persona hubiera sido más exitoso, seguro.
    En cuanto a lo de visitar un matadero, en el colegio nos llevaron a uno en plan visita ‘edificante y educativa’; pertenecía a una empresa privada de salchichas de Frankfurt y cosas por el estilo: ya no he vuelto a probarlas. O sea, que como carne, pero tampoco cualquiera: me niego a comer determinadas cosas porque estoy profundamente en desacuerdo con que se utilicen para comer o en la forma en que se realiza su explotación. Digamos que me ciño a los productos cárnicos tradicionales, pero, quizá por debilidad, no puedo prescindir de ellos, ni, personalmente, creo que deba. De todas formas, hoy voy a cenarme una ensalada…
    Besos
    PD. Prometo buscar el documental, y en cuanto a la conversación, siempre hay un bloggellón a la vuelta de la esquina… Un abrazo.

  7. No sé porque me meto en estos charcos entre vegetarianos y otros pero yo te recuerdo que el «lírico» se siente gato…besos

  8. Totalmente de acuerdo con los textos de Isaac Rosa y Reagan y con muchas de vuestras opiniones.Está absolutamente comprobado que hay una interrelación entre el abuso a animales en la infancia o adolescencia y los asesinos en serie y maltratadores, muchos de ellos empezaron torturando, gatos, perros, normalmente en familias en las que no eran reprendidos por ello, con lo cual no se identificaban con el sufrimiento del otro y al hacerse adultos podían dirigir su violencia hacia los humanos.
    Por ello creo que es fundamental educar a los niños en conceptos como la bondad y el respeto hacia todos los seres vivos .
    Como decía Schopenhauer : » la conmiseración con los animales está intimamente ligada con la bondad de carcter, de tal suerte que se puede afirmar que quien es cruel con los animales no pude ser una buena persona: Una compasión por todos los seres vivos ese la prueba más firme y segura de la conducta moral».

    Tocais temas que me interesan muchísimo: especismo, tauromaquia, etc…espero tener algo de tiempo para seguir participando en este foro y a lso que nos acusan de que los animalistas harían mejor perdiendo su tiempo en los animales humanos y no en los otros, les diría que todos somos parte del reino animal, que sería igual de prejuicioso considerar que el homo sapiens es superior al resto de los animales, lo mismo que un sexista que el hombre es superior a la mujer o un racista considerar a otra raza superior. La filosofía de los derechos de los animales, es tratar a los humanos y a los animales con respeto, es una filosofía de no agresión, de paz, el que respeta a los animales respeta a su prójimo.

    Un saludos a todos

    Patricia

  9. Una de las más graves formas de especismo, la experimentación animal, fantásticamente reflejada en este durísimo video, aderezado con la música de Sk-P, grandes colaboradores de la causa animalista.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s