PP Y POLANCO, (O LA HABILIDAD DE DISTORSIONAR LA VIDA)

deformarlascosas.jpg

El comportamiento irracional del PP nos recuerda al suicidio colectivo de las ballenas cuando quedan varadas voluntariamente en las playas, o a esa surrealista conversación de los Hermanos Marx sobre el contrato de la primera parte que es igual al contrato de la segunda parte y así sucesivamente. Resulta inexplicable la falta de juicio de un partido que se opone por rutina a todo, incluso a algo tan indispensable para la vida política y social: los medios de comunicación. Pero tampoco nos gusta Polanco, por eso el análisis de Pascual Serrano en Rebelión nos ha parecido interesante, quizá a vosotros y vosotras también.

Por cierto, Rajoy y los suyos parecen seguir al pie de la letra esa frase de Groucho Marx que dice: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”.

TODOS EN EVIDENCIA

Pascual Serrano

Unas declaraciones del presidente del grupo PRISA, Jesús de Polanco, criticando el ambiente de crispación política y el modelo de oposición del PP, cuyas manifestaciones calificó de “franquismo puro y duro”, ha provocado una aireada protesta de este partido y un llamamiento al boicot a todos los medios de este grupo empresarial. En respuesta al PP, el comité de redacción de El País emitió también un comunicado en el que manifiestan su disconformidad con el partido de derechas, al tiempo que reivindican su “imparcialidad” y su modo de informar de manera “veraz y objetiva”. Este comunicado termina en su punto quinto afirmando “Que los profesionales de la información debemos repudiar aquellas conductas que tiendan a considerar el derecho a la información como un instrumento sujeto a contraprestación o susceptible de servir a estrategias de multiplicación de la tensión política”.

Pero entre las declaraciones del presidente de Prisa, efectuadas junto con las que han molestado al PP, se encuentra la afirmación de que “incluso los que se deberían considerar favorecidos por nosotros, nos ven poco adictos”.

Si Jesús Polanco considera que algunos se “deberían considerar favorecidos” por su periódico y su conglomerado mediático es que hay elementos para esa consideración en su política editorial. Es decir, si su estrategia informativa es la de difundir contenidos que generen el sentimiento de favores en un determinado grupo político, es como utilizar “el derecho a la información como un instrumento sujeto a contraprestación o susceptible de servir a estrategias”.

Y, casualmente, esa es la expresión utilizada por el comunicado del Comité de Redacción de El País en respuesta a la indignación del Partido Popular. La repetimos: “Que los profesionales de la información debemos repudiar aquellas conductas que tiendan a considerar el derecho a la información como un instrumento sujeto a contraprestación o susceptible de servir a estrategias de multiplicación de la tensión política”.

Es evidente que, el comité de redacción de El País también debería repudiar las declaraciones del presidente de Prisa de las que inequívocamente se desprende que la información de su grupo es utilizada para “favorecer”.

Porque si hay quienes se deberían considerar “favorecidos por nosotros”, según Polanco, entonces adiós a la imparcialidad, veracidad y objetividad a las que se alude en el punto primero del comunicado del comité de redacción.

Conflictos como éste, en el que el presidente de un grupo mediático embiste contra un partido, reconoce que sus medios favorecen a una opción política, un partido que hace un llamamiento comercial destinado a provocar la bancarrota de un medio y un comité de redacción que responde militarmente a la defensa de su empresa sólo confirman que la imparcialidad, la libertad de expresión, la neutralidad y la veracidad, sólo son una farsa, un discurso en boca de todos y en la intención de ninguno.


10 respuestas a “PP Y POLANCO, (O LA HABILIDAD DE DISTORSIONAR LA VIDA)

  1. Efectivamente, no existe independencia en los medios, y es que, además, no puede haberla. En un sistema que hace de la economía y el beneficio el objetivo supremo, los políticos y la política no son más que un instrumento al servicio de esta finalidad, un instrumento de las multinacionales y de los grupos económicos preponderantes de uno u otro signo. Dado que la prensa, las emisoras de radio, los canales de televisión y las agencias de noticias forman parte también de estos grupos económicos (de hecho, son creados por ellos), es obvio que sirven de campaña publicitaria a sus políticos de cabecera correspondientes. Ello provoca un efecto agotador para el ciudadano no politizado o que se toma la política como un mal necesario: el hecho de que las campañas electorales ya no duran quince días, sino cuatro años ininterrumpidos, utilizando las conexiones de los informativos como spots de 30 segundos (antes un mítin se celebrara para el que acudía; ahora se celebran para que coincida con la hora del telediario y la gente pueda agitar las banderas en horario de ‘prime time’). Esta repetición de mensajes publicitarios pero generalmente vacíos de contenido busca suplantar la conciencia y la inteligencia del ciudadano, induciéndole respuestas rápidas e instintivas a las cuestiones deliberadamente simplonas y maniqueas que se difunden en los medios y que previamente emiten los políticos, de tal manera que cuando surgen las continuas polémicas políticas, uno siempre tiene un medio de comunicación que diga lo que le gusta, por más descabellado que pueda ser, y el propio ciudadano lo asume de manera partidista y como parte de su propio ideario, a veces con grados de fanatismo irracional verdaderamente sorprendentes. Sería meterse en demasiados charcos, pero el inventor de todo esto se llama Joseph Goebbels. Da pánico ver cómo el sistema capitalista y los partidos políticos que lo integran han seguido las enseñanzas de la estructura propagandística y organizativa del nazismo como norma de funcionamiento, desde los Estados Unidos hasta todos aquellos que ‘aspiramos’ a su modelo. ¿Alguien ha visto algo más poco democrático que el funcionamiento interno de los partidos políticos “democráticos”? ¿Qué nos hace pensar que los grupos periodísticos que les sirven lo son más?
    Quizá el único periodismo de verdad hoy en día sean los blogs como éste, y todos aquellos que busquen abrir la mente sin programar conciencias como en la peli “El mensajero del miedo”.
    Por último, otra escena de los Hermanos Marx que merece la pena es la de “Una tarde en el circo”, cuando Groucho intenta acceder al tren del circo y Chico, el guardián del tren, no le dejar subir sin llevar la chapa correspondiente. Delirante, como nuestros políticos y sus predicadores.

  2. Bueno,
    no es por incordiar pero levantar algo a la izquierda de “El Pais” es fácil. Demasiado.
    Un salute y muy bueno el montaje.
    Ruth y Selene

  3. Alfredo, MAMA MÍA!!!!

    Tienes razón en tu análisis de los medias. Entre nosotras hay opiniones muy distintas en relación a muchos temas, leemos cosas muy dispares, luego en lo fundamental solemos coincidir, pero podrás observar que las noticias son variopintas. En realidad, sólo buscamos noticias que no aparecen en la prensa convencional, pero que están contratadas y son serias, muy serias, después las subimos. Yo recomiendo siempre ” Le monde diplomatique” en versión española. A veces no estoy nada de acuerdo con los artículos y me cabreo un poco, pero creo que es un excelente periódico mensual. Estoy suscrita hace tiempo y soy adicta a su lectura. Si un día leo un periódico con el que esté completamente de acuerdo en todo me asustaré muchísimo. Algo raro estará pasando.
    Un abrazo,

  4. Fernando,
    pobres chicos los de la “derecha”, es que están perdidos y hay que ayudarles a salir del bosque. Yo no voy a buscarlos porque me da miedo ir sola. Que vaya Polanco.
    Besos

  5. No me seas dogmática a estas horas ni caperucita!…a mi todavía me suena en el móvil la música de la II República y aquí estamos generando palabras y haciendo poemas…será verdad que la poesía es un arma cargada de futuro?…besos para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s