Zaragoza, azotada por la nieve, el viento y por…

pignatelli_nevado__20_03_07__002blog.jpgpignatelli_nevado__20_03_07__005solblog.jpg

El lunes tomamos estas fotografías del Pignatelli. La primera la hicimos cuando caía una nieve heladora y el aire nos empujaba sin rumbo. En menos de una hora llegó una relativa calma y volvimos a fotografiar el edificio. La diferencia es clara, en poco tiempo el paisaje cambió totalmente. Le pasa como a nosotras, que somos ciclotímicas y pasamos del ahogo (nieve, cierzo, frío) a la euforia (sol, luz abundante, serenidad). Y los ilustres habitantes del Pignatelli… ¿tendrán doble personalidad como el tiempo?, ¿serán Biel y Marcelino una especie de Doctor Jeckyll y Mister Hyde? ¿Conocerá Robert L. Stevenson el remedio para la locura napoleónica de Biel? ¿Nos pasará esto sólo a nosotras?

De momento, tomamos fotos y hacemos preguntas ¿al aire?

TARDES EN BEIJING

marc_riboud_beijingblog.jpg

I

Tu risa es redonda
y con brillo de nácar.
La del fotógrafo de Providencia
es una risa de plástico
con resguardo de tintorería.
Tu aroma infantil
me recuerda a las cajas
de plastilina nueva.
La seda donde esculpíamos paraísos.

Ahora tu sombra es nómada y libre,
la del fotógrafo tiene surcos
por donde escapa abril.

Hoy el aire trenza recuerdos
con nuestras tardes en Beijing.

 

[Poema de “La espalda del Viento“, accésit del Premio de poesía
Gabriel y Galán
, de nuestra nómada Marta Navarro García]