Voces del Extremo. Poesía y control

Este año es muy complicado para mí ir a Moguer, pero todavía recuerdo lo mucho que me sorprendió el año pasado. Disfruté de buena poesía, buena música y muy buena gente.  Me apena no poder aceptar la invitación de Antonio Orihuela. Amigos, amigas, os recomiendo que anoteís en vuestra agenda a Voces del Extremo. Merece la pena, os lo aseguro.  Una cita  donde la buena poesía y la dignidad se dan la mano.

Para ver toda la programación, pinchad aquí.

VOCES DEL EXTREMO: POESÍA Y CONTROL

Moguer 1

Pinchad aquí para poder ver todas las actividades.

MIERCOLES 23 DE JULIO

18’00. Fundación Zenobía y J.R.J

Juan Calle

Luis Vea

Julio Obeso González

Carmen Sánchez

M. Jesús Sánchez Obeso

Esmeralda Sánchez Martín

 

19’30. Fundación Zenobia y J.R.J.

Inauguración de la Exposición La poesía en la contracultura. Comentada por David Castillo.

 

20’00. Fundación Zenobia y J.R.J.

Amelia Díaz Benlliure

Eloisa Alba

Julio Fernández

Elena Román

Francisco Fernández Meneses

Rafael Calero

 

00’30. Peña del Cante Jondo

David Castillo

Antonio Martínez i Ferrer

José Blanco

Santiago Aguaded Landero

Juako Escaso

Daniel Macías Díaz

 

JUEVES 24 DE JULIO

 

12’00. Poesía de Calle

 

13’00. Casa natal de J.R.J.

Eva Hiernaux

Ferran Aisa

José Ángel Garrido

Mar Domínguez Más

Nanas para dormir a un bebé elefante

Gracias a Ana Ibañez por este vídeo que compartió en su facebook.

Una mujer canta una canción de cuna a un bebé elefante rescatado de ser explotado, hasta que el pequeño cae profundamente dormido y comienza a roncar.
Sangduen “Lek” Chailert,  es una activista que ha dedicado su vida a defender los derechos de los elefantes que han sido explotados y victimados por las tradiciones de Tailandia, ha creado un santuario para aquellos a quienes ha salvado. La activista le canta una canción de cuna a un bebé elefante llamado Faa Mai, hasta que cae dormido y comienza a roncar.

Todas las víctimas aprisionadas en circos y zoológicos sueñan con tener un momento así.

Happy Bloomsday!

Happy Bloomsday!

“Bloomsday”. Es un evento anual que se celebra en honor a Leopold Bloom, personaje principal de la novela “Ulises” de James Joyce. Se celebra todos los 16 de junio desde 1954.

El 16 de junio es la fecha en la que transcurre la acción -ficticia- del “Ulises”. Este día los celebrantes procuran comer y cenar lo mismo que los protagonistas de la obra. El año pasado estuvimos en Dublín para esas fechas, pero no probamos la comida, ya sabéis lo repugnante que es el menú de la novela. Nos apuntamos a las visitas que recorrían los pubs y los lugares más conocidos. Sí, es cierto que hay mucho de folclórico en todo esto, pero al mismo tiempo el reconocimiento de Irlanda hacia sus autores es impresionante. No hay nada parecido.

Foto: El 16 de Junio de 1904, James Joyce tiene su primera cita con Nora Barnacle. Fué de tal la importancia para Joyce, que hizo que su novela Ulises transcurriera íntegramente en esta fecha.</p><br /><br /><br />
<p>James Joyce con su esposa Nora Barnacle.” width=”460″ height=”276″ /></p>
<p> </p>
<p><span class=James Joyce tuvo su primera cita con Nora Barnacle.  Una cita importante para Joyce, hasta el punto que hizo que su novela Ulises transcurriera íntegramente en esta fecha.El 16 de Junio de 1904,

James Joyce con su esposa Nora Barnacle.

Sylvia Beach y James Joyce

Editora y autor. Sylvia Beach, la primera editora del “Ulises”, y James Joyce en la puerta de la librería Shakespeare and Company en París,1921

bloomsday_mag.jpg

 

 

 

 

Orgullo y Satisfacción, gracias por la lección de ética y libertad

1

Los dibujantes que abandonaron El Jueves por censura lanzan Orgullo y Satisfacción . No dejéis de comprarlo. 1,50 euros de ética y solidaridad. Venga, a comprar Orgullo y Satisfacción.

Orgullo y Satisfacción es un cómic de 75 páginas con el que los autores que hemos dimitido de El Jueves tras la censura impuesta por RBA le diremos adiós a Juan Carlos I y daremos la bienvenida a Felipe VI.

QUIÉN ESCRIBE, QUIÉN DIBUJA

El cómic está dirigido y coordinado por Guillermo, Albert Monteys, Manel Fontdevila, Bernardo Vergara y Manuel Bartual. Todos los textos e historietas que encontraréis dentro los firman Ágreda, Albert Monteys, Asier y Javier, Bernardo Vergara, Guillermo, Isaac Rosa, Iu Forn, Lalo Kubala, Luis Bustos, Malagón, Manel Fontdevila, Manuel Bartual, Mel, Paco Alcázar, Paco Sordo, Pepe Colubi y Triz. Son páginas muy borbónicas, de mucho reír.

CUÁNDO SALE A LA VENTA

El miércoles 18 de junio, un día antes de la coronación de Felipe VI. Es un cómic digital que se podrá comprar aquí, en orgulloysatisfaccion.com, en formato PDF y CBR. Podrá descargarse a un precio mínimo de 1,50 euros, con la posibilidad de aportar más si el lector lo desea (¡estamos con la nevera vacía y este verano va a ser muy largo!).

Pinchad aquí para más información

 

La gran belleza: el regreso del buen cine

Dedicado a mi padre, que hubiera disfrutado mucho con “La gran belleza”.

Cuando te enamoras de una película, de su personajes, de su color, su banda sonora, su guión, sus excesos, su belleza, su gran belleza…

Paolo Sorrentino y Toni Servillo. Grande Jep Gambardella, grande.

 

Es probable que si han pagado ustedes la entrada para ver La gran belleza en un cine pertenezcan a uno de estos dos grupos: el de los que roncaban a pierna suelta y con toda la potencia de la que eran capaces sus pulmones o el de los que se pasaron las dos horas y media de la película con la piel de gallina. Y es que si una película ha marcado durante los últimos años la frontera entre seres humanos y mostrencos con la sensibilidad de un cactus cholla esa es La gran belleza. Por supuesto, no tengo ningún argumento racional para defender tal afirmación: estas cosas se pillan o no se pillan y no tiene mucho sentido intentar convencer a nadie de lo contrario. Mi consejo, eso sí, es mantenerse alejado de todo aquel que diga haberse aburrido como una ostra durante el pase de la película. Es mala gente, no tengan ni la más mínima duda. Empezará hirviendo a su gato por placer, continuará leyéndose un libro de Paulo Coelho y acabará riéndose a mandíbula batiente mientras suena el Alina de Arvo Pärt.

Lo interesante de La gran belleza es precisamente lo que NO es. No es una película religiosa. No es una película cristiana. No es una película metafísica. Y no es una película filosófica. Es todo eso al mismo tiempo. La gran belleza es, en definitiva, una película sobre el sentido. No sobre el sentido de la vida. Sobre el sentido. Que no es exactamente lo mismo.

Cristian Campos. Tomado de aquí.

The Kronos Quartet album,

.

 

.
Subo el comentario que ha dejado HermanZ
abr 05, 2014 @ 20:59:42 [Edit]

LA NOCHE

He llegado al embarcadero de la noche,
desnuda y con hambre de luz.
Ya nada podrá detenerme.
Lo acabo de leer y me ha recordado la escena de la terraza, cuando Jep Gambardella hace su aparición en la fiesta de su cumpleaños…
bss

Un castigo llamado Wert, por Chesús Yuste

- Han prometido soto voce rebaja del IVA a los taurinos, promesa que no se atreven a hacer a la gente de la cultura y que, sin embargo, sí se atreven a hacer a los taurinos.
- Queremos rebajar el IVA cultural del 21%, pero no al reducido del 10%, como solicitaba el grupo proponente, sino al superreducido del 4%, que entiendo que es el que se corresponde con los países de nuestro entorno: Luxemburgo, un 3%; Francia, el 5,5%; Bélgica y Holanda, el 6%; Alemania, el 7%. Esa es la justificación de la primera de nuestras enmiendas.
- ¿Qué mal ha hecho la cultura para merecer este castigo? Desde aquí quiero pedir formalmente al señor Rajoy que no permita que el señor Wert continúe siendo humillado en las encuestas del CIS y que lo mande al Parlamento Europeo; con el puesto que sea, pero que lo mande al Parlamento Europeo. Y si se decidiera a hacer primarias, no se preocupe que desde el sector de la cultura recibiría votos en masa por esa buena acción. (Chesús Yuste)

Para leer el texto entero, pinchad aquí.

Ecosistema y capitalismo

naturalezaurbana

“Ningún economista, ningún político es consciente del presente y aún menos del futuro, ninguno comprende que en la Tierra se puede comer porque las abejas son golosas y comunistas, y las flores ninfómanas flamencas con estilo, que se puede respirar sin pagar porque unas algas fabrican nuestro aliento de vida en el mar, Mar, Mar”   (Daniel Macías Díaz )

.

Valor y riqueza

¡Expertos economistas calculan que “los servicios prestados por la naturaleza representan  alrededor de 54 billones de dólares!

Calculemos, hermanos y hermanas:

Los murciélagos estadounidenses valen 22.900 millones de dólares anuales.

¿Pero cómo se llega a evaluar esta importante suma?

Fácil, estos mamíferos, los únicos capaces de volar, son hábiles atacando plagas en miles y miles de kilómetros y esta cantidad de dólares equivale a la cantidad de insecticida que nos permiten ahorrar.

El trabajo  de tan esquivos y misteriosos animales es impecable.

Mucho más que el de los obreros especializados en plagas,mucho más.

Démosle gracias a los murciélagos estadounidenses y sigamos sumando.

Los insectos polinizadores  representan 190.000 millones,

sí, sí, habéis leído bien. De esta cantidad, 153.000 millones corresponden a las abejas.

No hay seguridad social que pagar, es más, cuando sobran,

están cansadas o son viejas las exterminan y vuelven a empezar. Y sin huelgas, ni nada que provoque pérdidas.

.

Bosques Pongamos por ejemplo el caso de la fotosíntesis

que realiza el bosque francés, se calcula a partir del precio de mercado de la tonelada de carbono. 

Carbono, carbono, preciosa palabra.

El capitalismo adora la palabra carbono.

Para ellos, la naturaleza y sus recursos eran inagotables.

Quienes defendíamos que no era así, éramos sepultados con palabras como ecoterroristas.

Pero ahora el capitalismo ha encontrado huellas de ceniza en sus bolsillos.

Ha visto que  la degradación del medio ambiente avanza a pasos agigantados, que los recursos se agotan, y han llamado a sus  economistas para que sumen, sumen y sumen.

Economistas que extienden cáncer con azúcar en sus estadísticas, que habitan palabras sin huesos, que huelen a deforestación, que caminan entre cormoranes ahogados en petróleo.

Ellos son los encargados de vestir el capitalismo en su traje de medio ambiente.

Embutidos en un disfraz lleno de mangas y trampas,

el capitalismo anota en su carpeta azul nuevos mordiscos, nuevas inversiones, nuevas globalizaciones.

Medio ambiente en sus manos pasará a ser Miedo ambiente, como siempre.

Pero ahora que se desvaloriza la fuerza del trabajo,

ahora que vivimos una crisis económica que vapulea continentes y mercados, el valor, la riqueza de un bosque, de una abeja, de un murciélago,todo aquello que produce vida, que produce bienestar y que había sido saqueado, despreciado, mercantilizado hasta puntos insospechados, tiene hoy para ellos más valor que nunca.

La naturaleza adquiere un poder económico extraordinario.

Por eso andan comprando bosques, ríos, tierras donde abunde el agua, donde haya murciélagos, abejas, viento, biodiversidad.

Quieren ponerles precio, controlar su producción y proteger la biodiversidad.

No te fíes de su mantra, de sus eslóganes.

Ecosistemas y capitalismo son dos términos contradictorios. Siempre.

.

Texto de Marta Navarro García

.

Planeta

A CHRISTMAS CAROL, Charles Dickens vuelve otra vez

Gracias a Rajoy y al gobierno del PP, nuestro querido Charles Dickens está más vivo que nunca. Yo quisiera que esa presencia de Dickens sólo fuera en la literatura, pero desgraciadamente los recorte sociales, económicos, éticos y morales que el actual gobierno ha impuesto hacen que la realidad nos devuelva a tiempos pasados. A este paso, se acabará trabajando por un plato de comida. Dickens en la España de 2014.  ¡Viva Dickens, Rajoy Dimisión!

A CHRISTMAS CAROL

 by  Charles Dickens

¡Ay, pero qué agarrado era aquel Scrooge! ¡Viejo pecador avariento que extorsionaba, tergiversaba, usurpaba, rebañaba, apresaba! Duro y agudo como un pedemal al que ningún eslabón logró jamás sacar una chispa de generosidad; era secreto, reprimido y solitario como una ostra. La frialdad que tenía dentro había congelado sus viejas facciones y afilaba su nariz puntiaguda, acartonaba sus mejillas, daba rigidez a su porte; había enrojecido sus ojos, azulado sus finos labios; esa frialdad se percibía claramente en su voz raspante. Había escarcha canosa en su cabeza, cejas y tenso mentón. Siempre llevaba consigo su gélida temperatura; él hacía que su despacho estuviese helado en los días más calurosos del verano, y en Navidad no se deshelaba ni un grado.

Poco influían en Scrooge el frío y el calor externos. Ninguna fuente de calor podría calentarle, ningún frío invernal escalofriarle. El era más cortante que cualquier viento, más pertinaz que cualquier nevada, más insensible a las súplicas que la lluvia torrencial. Las inclemencias del tiempo no podían superarle. Las peores lluvias, nevadas, granizadas y neviscas podrían presumir de sacarle ventaja en un aspecto: a menudo ellas se desprendían con generosidad, cosa que Scrooge nunca hacía.

Jamás le paraba nadie en la calle para decirle con alegre semblante: «Mi querido Scrooge, ¿cómo está usted?¿Cuándo vendrá a visitarme?» Ningún mendigo le pedía limosna; ningún niño le preguntaba la hora; ningún hombre o mujer le había preguntado por una dirección ni una sola vez en su vida. Hasta los perros parecían conocerle; al verle acercarse, arrastraban precipitadamente a sus dueños hasta los portales y los patios, y después daban el rabo, como diciendo: «¡Es mejor no tener ojo que tener el mal de ojo, amo ciego!»

Pero a Scrooge, ¿qué le importaba? Eso era precisamente lo que le gustaba. Para él era una «gozada» abrirse camino entre los atestados senderos de la vida advirtiendo a todo sentimiento de simpatía humana que guardase las distancias.

Erase una vez -concretamente en los días mejores del año, la víspera de Navidad, el día de Nochebuena- en que el viejo Scrooge estaba muy atareado sentado en su despacho. El tiempo era frío, desapacible y cortante; además, con niebla. Se podía oír el ruido de la gente en el patio de fuera, caminando de un lado a otro con jadeos, palmeándose el pecho y pateando el suelo para entrar en calor. Los relojes de la ciudad acababan de dar las tres, pero ya casi había oscurecido; no había habido luz en todo el día y las velas brillaban en las ventanas de las oficinas cercanas como manchas rojizas en la espesa atmósfera parda. Bajó la niebla y fluyó por todas las junturas, resquicios, ojos de cerradura, y en el exterior era tan densa que, aunque el patio era de los más estrechos, las casas de enfrente no eran más que sombras. Al ver como caía desmayadamente la sucia nube oscureciendo todo, se hubiera pensado que la Naturaleza vivía cerca y es taba elaborando cerveza en gran escala.

La puerta del despacho de Scrooge permanecía abierta de modo que pudiera atisbar a su empleado que estaba copian do cartas en una deprimente y pequeña celda, una especie de cisterna. Scrooge tenía un fuego muy escaso, pero la lumbre del empleado era todavía mucho más pequeña: parecía un solo tizón. Pero no podía recargar la estufa porque Scrooge guardaba el carbón en su propio cuarto, y seguro que si el empleado entraba con la pala su jefe anticiparía que tenían que marcharse ya. Por consiguiente, el empleado se arropó con su

bufanda blanca a intentó calentarse con la vela; no era hombre de gran imaginación y fracasaron sus esfuerzos. «¡Feliz Navidad, tío; que Dios lo guarde!», exclamó una alegre voz. Era la voz del sobrino de Scrooge, que apareció ante él con tal rapidez que no tuvo tiempo a darse cuenta de que venía.

«¡Bah! -dijo Scrooge-. ¡Tonterías!»

El sobrino de Scrooge estaba todo acalorado por la rápida caminata bajo la niebla y la helada; tenía un rostro agraciado y sonrosado; sus ojos chispeaban y su aliento volvió a con densarse cuando dijo:

«¿Navidad una tontería, tío? Seguro que no lo dices en serio.»

«Sí que lo digo. ¡Feliz Navidad! ¿Qué derecho tienes a ser feliz? ¿Qué motivos tienes para estar feliz? Eres pobre de sobra.»

«Vamos, vamos»-respondió el sobrino cordialmente-.«¿Qué derecho tienes a estar triste? ¿Qué motivos tienes para sentirte desgraciado? Eres rico de sobra.

Scrooge no supo repentizar una respuesta mejor y dijo otra vez: «¡Bah!» -y siguió con- «¡Tonterías!».

«No te enfades, tío», dijo el sobrino.

«¿Cómo no me voy a enfadar» -respondió el tío-, «si vivo en un mundo de locos como éste? ¡Felices Pascuas!

http://www.stormfax.com/dickens.htm

En busca de los derechos perdidos. PP, vuelta al pasado

20 de diciembre de 2013, fecha en la que el PP nos devolvió al pasado.

 

Presentación del libro “El cuarto hocico”

“De cómo doce niños y un maestro buscaron cambiar el mundo”

Los protagonistas de esta maravillosa aventura llamada El Cuarto Hocico saben que la empatía hacia los animales cambia la percepción de las cosas, es sin duda el GPS hacia la conexión global con el mundo. La mejor medicina contra la anestesia de las emociones. Sus actividades han sido muchas y tangibles: intervenciones en plenos municipales rechazando los circos con animales, cartas a las monjas de un convento para que suspendan los festejos taurinos programados en su nombre, campañas contra el abandono de animales, rechazo a las corridas de toros, canciones animalistas… Son el mejor antídoto contra la crueldad de nuestra sociedad. Y todo esto ha sido gracias al trabajo de su maestro, César Bona, al que alguien debería pensar en clonar.El libro cuenta con un prólogo de Jane Goodall y colaboraciones de: Cristina Narbona, Kepa Tamames, Núria Querol, Patricia Esteban Erlés, Marta Navarro, Leonardo Anselmi, Chesús Yuste, María Pilar de la Vega y Julio Ortega.Tomad nota, gente de Zaragoza. Presentan el acto: el escritor Julio Ortega, José Luis Victoria (editor), la periodistaEva Hinojosa, Chesús Yuste, coordinador de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales, y el mismísimo César Bona.


Anteriores Entradas antiguas

SubRED solidaria de Blogs en Internet, ¡UNETE!.

Anillo solidario

Entrenómadas en Flickr

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Más fotos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 536 seguidores

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 536 seguidores