Felicidades, querido Franco Battiato, 2014

Lo primero que le dije el año pasado cuando estuvimos un rato juntos:

Caro Franco,

che secondo la sua carta d’identità, era nato nel XX secolo,

ma la sua musica attraverso i secoli ed è installato in futuro.

Come è stato il primo mattino del mondo.

Después hablamos de política y de animales, a lo que respondió: Gracias, cara amica, tú eres de los míos, los dos amamos los animales, luchamos por ellos. Después el abrazo con apretón de manos y ese aroma a nubes de la infancia que lo envolvió todo. Me faltó pedirle que me adoptara. Un día de estos me atreveré a pedírtelo.  Mientras tanto, me quedo con tu música, tu pintura, tus óperas, tus entrevistas y tu cine. Que tengas un feliz día, maestro, caro amico.

Mi querido Franco

Y Te Vengo A Buscar

para entender mejor mi esencia.
Este sentimiento popular nace de mecánicas divinas
como un arranque místico y sensual me encadena a ti
Debería cambiar el objeto de mis deseos
sin conformarme con las alegrías cotidianas,
hacer como un ermitaño que renuncia a sí.
Y te vengo a buscar, con la excusa de tener que hablar
porque me gusta lo que piensas y dices
porque en ti veo mis raíces
Este siglo ya se está acabando,
saturado de parásitos sin dignidad
Me empuja sólo a ser mejor, con más voluntad
Emanciparme del sueño de las pasiones,
buscar el uno por encima del bien y del mal,
ser una imagen divina de esta realidad
Y te vengo a buscar
porque estoy bien contigo, porque requiero tu presencia.

Un irresistibile richiamo, de APRITI SESAMO

V de Violetta, recital poético del 8 de marzo. Zaragoza,

Por todas las mujeres que lucharon por sus derechos, por las que luchan y por las que lucharán siempre.  Tomad nota, gente guapa. Dejad  que el invierno de nuestro descontento se transforme en glorioso verano bajo este sol poético de  York, digo, de Zaragoza.  Demos paso a la palabra, a la poesía y al vermú. Acompañadnos. Nos vemos.

Recital poético

Ecosistema y capitalismo

naturalezaurbana

“Ningún economista, ningún político es consciente del presente y aún menos del futuro, ninguno comprende que en la Tierra se puede comer porque las abejas son golosas y comunistas, y las flores ninfómanas flamencas con estilo, que se puede respirar sin pagar porque unas algas fabrican nuestro aliento de vida en el mar, Mar, Mar”   (Daniel Macías Díaz )

.

Valor y riqueza

¡Expertos economistas calculan que “los servicios prestados por la naturaleza representan  alrededor de 54 billones de dólares!

Calculemos, hermanos y hermanas:

Los murciélagos estadounidenses valen 22.900 millones de dólares anuales.

¿Pero cómo se llega a evaluar esta importante suma?

Fácil, estos mamíferos, los únicos capaces de volar, son hábiles atacando plagas en miles y miles de kilómetros y esta cantidad de dólares equivale a la cantidad de insecticida que nos permiten ahorrar.

El trabajo  de tan esquivos y misteriosos animales es impecable.

Mucho más que el de los obreros especializados en plagas,mucho más.

Démosle gracias a los murciélagos estadounidenses y sigamos sumando.

Los insectos polinizadores  representan 190.000 millones,

sí, sí, habéis leído bien. De esta cantidad, 153.000 millones corresponden a las abejas.

No hay seguridad social que pagar, es más, cuando sobran,

están cansadas o son viejas las exterminan y vuelven a empezar. Y sin huelgas, ni nada que provoque pérdidas.

.

Bosques Pongamos por ejemplo el caso de la fotosíntesis

que realiza el bosque francés, se calcula a partir del precio de mercado de la tonelada de carbono. 

Carbono, carbono, preciosa palabra.

El capitalismo adora la palabra carbono.

Para ellos, la naturaleza y sus recursos eran inagotables.

Quienes defendíamos que no era así, éramos sepultados con palabras como ecoterroristas.

Pero ahora el capitalismo ha encontrado huellas de ceniza en sus bolsillos.

Ha visto que  la degradación del medio ambiente avanza a pasos agigantados, que los recursos se agotan, y han llamado a sus  economistas para que sumen, sumen y sumen.

Economistas que extienden cáncer con azúcar en sus estadísticas, que habitan palabras sin huesos, que huelen a deforestación, que caminan entre cormoranes ahogados en petróleo.

Ellos son los encargados de vestir el capitalismo en su traje de medio ambiente.

Embutidos en un disfraz lleno de mangas y trampas,

el capitalismo anota en su carpeta azul nuevos mordiscos, nuevas inversiones, nuevas globalizaciones.

Medio ambiente en sus manos pasará a ser Miedo ambiente, como siempre.

Pero ahora que se desvaloriza la fuerza del trabajo,

ahora que vivimos una crisis económica que vapulea continentes y mercados, el valor, la riqueza de un bosque, de una abeja, de un murciélago,todo aquello que produce vida, que produce bienestar y que había sido saqueado, despreciado, mercantilizado hasta puntos insospechados, tiene hoy para ellos más valor que nunca.

La naturaleza adquiere un poder económico extraordinario.

Por eso andan comprando bosques, ríos, tierras donde abunde el agua, donde haya murciélagos, abejas, viento, biodiversidad.

Quieren ponerles precio, controlar su producción y proteger la biodiversidad.

No te fíes de su mantra, de sus eslóganes.

Ecosistemas y capitalismo son dos términos contradictorios. Siempre.

.

Texto de Marta Navarro García

.

Planeta

La infancia

Foto: La infancia, esa mesa de operaciones donde empieza el resto de nuestra vida.

La infancia,
esa mesa de operaciones
donde empieza el resto de nuestra vida.

.

Heredar una sombra

Foto: Hace unos días heredé una sombra. Le di la libertad inmediatamente, pero me sigue a todas partes. Cuando me vuelvo, disimula, aunque cada vez con más desgana. No volveré a aceptar jamás ninguna herencia, nunca sabes lo que puede pasar. Soñaba con heredar un castillo en Escocia, cien tartas de Lujuria Vegana, una casa en Taormina.  Pero jamas una sombra que encima no es precisamente la alegría de la huerta.Fotografía de Jack Welpott, uno de los grandes fotógrafos de la Generación de la Posguerra de la Segunda Guerra Mundial,

Hace unos días heredé una sombra. Le di la libertad inmediatamente, pero me sigue a todas partes. Cuando me vuelvo, disimula, aunque cada vez con más desgana. No volveré a aceptar jamás ninguna herencia, nunca sabes lo que puede pasar. Soñaba con heredar un castillo en Escocia, cien tartas de Lujuria Vegana, una casa en Taormina. Pero jamas una sombra que encima no es precisamente la alegría de la huerta.

 

Fotografía de Jack Welpott, uno de los grandes fotógrafos de la Generación de la Posguerra de la Segunda Guerra Mundial,

Una conversación pendiente

Judit Prat

.

PENDIENTE

.

.

.

Tú y yo tenemos una conversación pendiente. Una conversación con puertas giratorias y ventanas al sur. El sur de las cosas viste lencería de seda roja cuando acude al motel de los recuerdos. El sur, como yo, sufre ataques de hormonas rebeldes al escuchar tu nombre bajo el agua.

.

Pero tú, tú eres frío como el sastre de Siberia que cose pantalones con hilos de iceberg, frío como un colchón de nieve, como el orgasmo de los obispos desdentados. En algún rincón de tu esbelta geometría lloran los urogallos del deseo y sé que al alba gritan mi nombre hasta desgarrarse. Tu almohada es mi confidente. Hace tiempo que el correo del zar trabaja para los bolcheviques enamorados.

.

Tú y yo tenemos una conversación pendiente. Una conversación sin diplomáticos ni obreros del metal, sin el miedo acumulado de los mataderos, sin psicoanalistas de bosques, sin menús de verano, sin la crueldad de los matadores, sin el silencio de los cobardes. Te ofrezco la eternidad y un día para comernos este miércoles regalo del dios Neptuno. Llámame y empezaremos de nuevo.

.

.

Fotografía de Judith Prat

La transición de las lagartijas, un poema.

Dedicado a algunos amigos de hace décadas a los que ya no reconozco.

.
Naturaleza herida 2

La transición de las lagartijas

Nos vendimos poco a poco.
Nos compraron mucho a mucho.


Primero el viejo pantalón con olor a vermut y café
se convirtió en ropa albina,
más tarde la costumbre de habitar en las tertulias y los amigos
se transformó en citas a ciegas
y en largos tragos de tequila y cuchillos.
El trabajo voluntario de la asociación
pasó a ser el de asesor del concejal de juventud,
o de cultura, o de bienestar social,
o de parques, dinosaurios y jardines:
Puro metacrilato sin fronteras…
Los sueños de mayo se esnifaron
junto a la comida blanca
y las contraseñas clandestinas pasaron a ser
portadas de prensa obediente.

Cambiamos el viejo álbum familiar
por escaparates de neón.
Nos comimos la mejor luz,
la de la rebeldía,
y acabamos vomitando espejos
en la barra de un bar sin nombre y sin recuerdos.

Con la piel rizada y sin prejuicios anidamos
en las espesas caderas del poder.
Hasta que un invierno desbocado,
nos despertó la voz de nuestros antepasados
y descubrimos cómo el poder de la nada
lo devora todo,
lo cambia todo.

Los sueños por marketing,
la honestidad por negociación,
la igualdad por cuotas,
Gramsci por Paulo Coelho.
Y así, sin darnos cuenta,
el paisaje cálido y generoso
de los sueños llegó al matadero de las utopías,
ese lugar que un día inauguramos
entre copas y rosas huecas.

Todo lo que queríamos ser y hacer
se perdió en los bolsillos,
se las tragó una democracia imperfecta,
llena de estadísticas y sin luz.

Una democracia
llena de pájaros de hojalata.
Nos vendimos lentamente
y por nada.

 

.

Marta Navarro García

La cura, un poema

La cura

El viento del sur tosía minutos y esperanza
sobre oscuros hospitales de guerra.
Agradecidos por el gesto,
los enfermos del pabellón 36
recogíamos los poemas
que sobrevivieron a la emboscada.
Tú les hacías el boca a boca,
yo les ofrecía un empleo como cantantes
en el bar de una carretera invisible.
Juntos abríamos espacios infinitos.

.

“EL aullido de las cosas”, de Marta Navarro

Últimas colaboraciones. Poema

“El sueldo de un barrendero en Madrid va a ser ahora de 570 a 640 euros”

Últimas colaboraciones. España 2013.

La pasividad, resignación y cobardía
de las buenas gentes
se mezclan con la maldad y la hipocresía violenta
de los tiranos.
Ambos trabajan juntos
en nuestra contra.
Lo demás es un cuento lleno de cifras y mentiras.
Incienso de huesos rotos
sobre la misma historia.
Your are not welcome, derrota,
but you are here again.

A escondidas, un poema

Alastair Magnaldo

A escondidas

Después de la reunión,

asustados por el futuro y sus cónsules

nos escondimos en el reverso de una tarde de 1972

y regresamos a las pecas,

a las rodillas llenas de rasguños,

a la infancia de chocolate y menta.

 Y volvimos a respirar.

.

Ilustración de Alastair Magnaldo
Poema de Marta Navarro García

Anteriores Entradas antiguas

SubRED solidaria de Blogs en Internet, ¡UNETE!.

Anillo solidario

Entrenómadas en Flickr

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Más fotos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 440 seguidores

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 440 seguidores